Si Estado (Pan) e Iglesia se unen, ''será un desastre''

TOMEMOS LA PALABRA A BENEDICTO XVI

 1481330480-vaticano-denuncia-ordenacion-obispo-china-s.jpg

 

Los recientes dimes y diretes de la Jerarquía Católica en México, por sus diferentes voceros y por conducto de sus medios ya conocidos; blasfeman contra nuestros gobiernos, contra nuestras leyes y contra nuestra Constitución Política, y eso nos debe preocupar, ponernos alertas y hacer algo pronto.

Qué Mexicano no sabe por que Benito Juárez impulsó la guerra de Reforma y por qué surgio la separación Iglesia-Estado que fué plasmada en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, reforzando el espíritu revolucionario, liberal y laico del estado mexicano. Pero hagamos breve historia para comprender mejor la situación y miremos que tan peligroso, es ya, el avance del clero católico y de quienes solapan y apoyan a éste sector para sus mounstrosas intenciones; pasemos análizar nuestra Segunda Revolución:

 

Revolucion de reforma

 

Los insurgentes habían logrado la independencia política de México; pero no la emanicipación de sus pueblo respecto del régimen colonial. Fué necesaria una Nueva revolución que acabara con la estructura económica demás de tres siglos de explotación de las masas populares.

La Revolución de Reforma fué el Movimiento de los liberales mexicanos contra el régimen del monopolio de la tierra y de la CONCIENCIA en manos de la Iglesia Católica, y en favor de los derechos del hombre, de la libertad de comercio en el interior del país y en el campo internacional, y de una República Democrática y Representativa de acuerdo con el sistema Federal.

Se expidieron las leyes para organizar y presidir el naciente régimen en una nueva Constitución, la de 1857, allí quedaron cristalizadas las principales normas de la Nación. Pero fué preciso pelear fuertemente por el mantenimiento de la nueva Constitución Política y por su cumplimiento fiel, contra el gran poder del clero católico, poseedor de los grandes y principales bienes del país; cuando éste vio en peligro sus privilegios, fue a solicitar del extrajero su intervención en México, no sólo para hacer imposible la nueva República, sino para que la Nación pasase a ser una colonia del imperio de Francia, la fuerza mayor del mundo europeo de la época.

Así que los mexicanos bien nacidos agrupados en" liberales", se alzarón a la lucha contra el poder del clero y de los que pretendian hacer de México una nueva colonia y la Guerra civil empezo, por la consolidación de la República Democrática y la guerra se transformó en una guerra Patriótica contra los ejércitos de Napoleón III que pretendía, guiados por los reaccionarios, hacer de México el trono de Maximiliano de Hapsburgo.

Más miseria y más opresión, 11 años de lucha, de guerra por la independencia: 35 años de lucha intestinas por establecer el régimen repúblicano: negra guerra con los Estados unidos de donde se nos fué arrebatado la midad de nuestro territorio al norte; y casi un siglo de guerra civil contra el poder del clero para lograr el estado independiente de la Iglesia. Para que en unos meses, en 1991, Salinas, el PAN y PRI cambien el espíritu liberal y laico a nuestra carta Magna, contrareformas hechas, sin importarles la conducta del clero político que ha sido SIEMPRE antipatriótico, antisocial y antirenovadora. Pero Salinas había pactado con el clero político esas contrareformas a cambio de su silencio, a cambio de legitimar su gobierno que tanto fué cuestionado; hasta donde llegó la responsabilidad de la Iglesia Católica de ponerse de lado de un usurpador?, todo por la ambición de poder, de poder político y económico. Olvidó su ética, su doctrina. Padeció de amnecia total, y borro de su mente uno de los 10 mandamientos que tanto enseña; "No mentiras".

Pero el Pueblo mexicano es indomable y Benito Juárez nos demostro que no hay poder que pueda contra un pueblo unido y levantado, México se sacudió del latifundio y del poder eclesiástico.

De allí nace la separación de ESTADO-IGLESIA, "Ley de Reforma", donde el art. 130 en su párrafo octavo establecía que ninguna persona extranjera puede ocupar la dirigencia de algún culto religioso. Respaldando al art.12 constitucional donde expresaba que México nunca daría efecto algun título de nobleza, honores hereditarios, ni mucho menos otorgada por algún otro país o estado. Porque la historia nos enseñaba que dentro de la Iglesia católico se infiltraban gentes extrajenras vestidos con sotánas para desestabilizar al país , utilizando sus pulpitos, manipulando conciencias.

En el contenido del párrafo noveno del art. 130 prohíbia a la Iglesia católica hacer crítica de las leyes que rigene a México, a sus autoridades, y a su Gobierno.

El art. 24 Constitucional permite la libertad de culto, pero en otros párrafos la limitaba por el bien y seguridad de México. Como por ejemplo en el art. 3 Constitucional, cuando la iglesia era dueña de las conciencias de nuestros pueblo, habían 10 escuelas eclesiásticas por una de Gobierno, desde la cual manipulaban la historia y creaban mexicanos antipatrióticos, futuros reaccionarios que les servirían para sus negras intenciones. Por eso el art. 3 y 24 dejaba claro que la educación la impartia el estado, y sería responsable de ella, además que la educación que impartiera el estado seria laica y científica. Pero eso, estimado lector fué Historia, ya no existe en nuestra Constitución gracias al Pacto de Salinas con el Vaticano, y gracias a las manos sucias del PRi y del PAN que aprovaron las contrareformas. Hasta hoy el PAN le disputa al PRI los derechos de autor de dichas reformas salinistas, pero el PRI las defiende como suyas, que Cínicos!

El clero político de la Iglesia Católica en el mundo se mira como animal indefenso, pero cuando detenta del poder es cruel, perverso y antipatriótico y los Gobiernos panistas han seguido promoviendo el avance del clero político, han acentado bajita la mano la teología política en los Pinos.

La separación de la Iglesia y el Estado es una de las grandes conquistas de la humanidad y que le debemos al siglo XIX. Y deberiamos impulsar de nuevo en México, luchar para que nos devuelvan a su originalidad como fué asentada en la Constitución de 1847, el día en que esa separación acabe totalmente será un desastre, porque entraremos en una teocracia y tendremos a todos los cardenales de la Iglesia católica pesando en grande sobre nosotros.

"La Iglesia es muy consciente de que "la distinción en que lo que es del César y lo que es de Dios pertenece a la estructura fundamental del cristianismo", explicó Benedicto XVI"; y prosigué: "La Iglesia no sólo reconoce y respeta la distinción y autonomía del Estado respecto de ella, sino que se alegra como de un gran progreso de la humanidad". Así lo afirmó Benedicto XVI durante una visita a la Embajada Italiana ante la Santa Sede, entoces por que no lo aplica para México, uyyy, !

Desde el vaticano salen declaraciones contra Nuestro Gobierno, contra nuestras leyes y contra nuestro modo de organizarnos; qué pronto se les olvida lo que predican con lo que aplican.

Para muestra un botón; condenan a México por la posibilidad de reformar el art. 40 constitucional en el sentido de hacer una república laica.

La polémica es desatada por la posibilidad de una reforma al artículo 40 de la Constitución de los Estados Unidos Mexicanos en el sentido de hacer de ésta una República “laica”, ZENIT-El Observador publica una entrevista por parte Alejandro Soriano Vallés, uno de los más reconocidos biógrafos y estudiosos modernos de la figura de Sor Juana Inés de la Cruz, la llamada “décima musa” de las letras hispanoamericanas. Y declara:

Alejandro Soriano Vallés : En uno de mis artículos recientes en El Observador, traté el tema del laicismo. Ahí dije que, entendido según su correcta acepción filosófica, “es el principio de autonomía de las disciplinas y actividades del hombre, que deben regirse únicamente por sus propias reglas, sin intervención de intereses o fines ajenos a los que les atañen”. El laicismo, así, salvaguarda la independencia de los diversos ámbitos de la vida del hombre. Se trata de algo bueno, porque distingue y separa, otorgando, como la justicia manda, a cada cual lo suyo.

-Desde luego, esa no es la noción que subsiste en México, entre las fuerzas políticas, ¿no es así?

Alejandro Soriano Vallés: En efecto, por desgracia sobrevive en México una concepción fundamentalista, fanática, del laicismo. Heredada de la lucha jacobina decimonónica, que luego pasaría a la rabia anticristiana de los gobiernos “revolucionarios” del siglo XX en México, tal noción sigue dando por hecho que “laicismo” significa reducir la religión (sobre todo la católica) a la mínima expresión posible. Sería deseable, de acuerdo con ella, que se limitara a la “vida interior”, “espiritual” (la cual, por supuesto, no debería tener ninguna relación con la “vida activa”, “social”).

Desconociendo que la fe verdadera mueve al hombre entero a actuar en consonancia con lo que exige, nuestros retrógrados “laicistas” ambicionan imponer a los católicos un silencio vejatorio y fascista. Por medio de tan dictatorial disposición quieren hacer no una república “laica” como alegan, sino una atea que impida a los cristianos obrar siguiendo los dictados de su conciencia. Intentan acallarlos, violando sus derechos humanos.

-¿Para qué firma México tratados internacionales si no los va a cumplir en lo interno?

Alejandro Soriano Vallés: En efecto, diversas normas internacionales resguardan la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión, como las expuestas en la Declaración Universal de Derechos Humanos, el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y la Convención Americana de Derechos Humanos. El artículo 18 de la primera de ellas, entre otras cosas, garantiza a toda persona “la libertad de manifestar su religión o su creencia, individual y colectivamente, tanto en público como en privado, por la enseñanza, la práctica, el culto y la observancia”. Que es, justamente, lo que los volterianos radicales intentan impedir al convertir a México en una república “laica”.

En tanto el “laicismo” que propugnan es el empolvado de la reacción jacobina y las logias masónicas, su tentativa es la conservación de un feudo donde sólo ellos opinen; donde nada más su pensamiento valga. Guarecidos en un juarismo trasnochado, maniobran para silenciar a los católicos, disimulando así la flagrante profanación de sus más elementales derechos a expresarse. Pero su deseo es el mantenimiento de un estado injusto, donde basta el calificativo “religiosos” para descalificar (y silenciar) los criterios ajenos.

-En la Constitución mexicana, a su juicio, ¿está bien reconocida la libertad religiosa?

Alejandro Soriano Vallés: Tal como existe, no reconoce ampliamente la libertad religiosa, pues sus liberales redactores pusieron “candados” legales a las garantías que acabo de mencionar (y a otras más, imposibles de tratar ahora). Sería preciso que el agregado “laica” que se le ha hecho protegiera unos derechos no únicamente consignados en tratados internacionales suscritos por nuestro país, pero que, más que nada, son inherentes a la condición humana. Mientras sea México un sitio donde sólo los escogidos pueden hablar, la iniquidad seguirá reinando. Asi finaliza la entrevista del vocero del clero político.

El doble discuro y la mentira de la iglesia católica atravéz de éste vocero, no es torpe, no es que se contradigan, sino saben muy bien lo que hacen.

Así es, estimado lector,,,saben donde respetar la separación estado-iglesia como lo ha señalado repetidamente el papa, y saben donde burlarse de las leyes y su constitución como lo hacen en México, saben hacia donde van, y cuáles son sus fines políticos.

Pero no sólo desde el Vaticano vienen los ataques, veamos las que se pronuncia dentro de nuestro territorio, en la cara de nuestro gobierno reaccionario y derechista que hoy gobierna a México.

La Arquidiócesis de México siempre esta criticando, señalando, y burlándose de nuestra carta magan, por ejemplo, afirman: "el Estado laico es una realidad consolidada, por lo que no se necesitan pseudo defensores del principio de laicidad que usan este discurso como plataforma política, consideró la Iglesia Católica en México a través del editorial del semanario Desde la fé, la jerarquía religiosa explicó que estos actos de demagogia debilitan al Estado mexicano.

Y prosiguen:"(...) sin percatarse de que al proclamar la vulnerabilidad del Estado, lo único que logran, paradójicamente, es debilitarlo", dijo en el texto titulado "Cuál Estado laico".(...); claramente en este título burlándose de nuestras leyes y de la Constitución de TODOS los mexicanos.

La Iglesia Católica detalló que el "verdadero" Estado laico es el que respeta y garantiza las expresiones religiosas, "no el que desconoce o persigue a quienes se guían por ellas". Ellos se siente perseguidos por tomar parte en los asuntos políticos, tomando como bandera su religión, si ellos no tienen una real claridad de su labores como sacerdotes dentro de sus iglesias, y dejar los asuntos políticos para los ciudadanos mexicanos; como puede haber respeto, con esa actitud de ellos? y piden más autonomia por parte del estado, cuando gozan de lebertinaje y todavia exigen autonomia.

La Arquidiócesis de México grita a los 4 vientos:"Se equivocan totalmente quienes piensan que un ministro de culto no puede hablar abiertamente de los asuntos públicos o que los ciudadanos en general no pueden defender sus principios religiosos en orden a conformar una sociedad".

 

Si el PAN y la Iglesia se unen seria un desastre!

Mexicano, todo esto debe de preocuparnos y ponernos en alerta!